¿Por qué sería una catástrofe ambiental que desaparecieran las abejas y los polinizadores?

Las abejas no sólo producen miel. Llevan a cabo una función esencial para garantizar la diversidad de las plantas, y la vida toda, en el mundo: la polinización. Y no son sólo las abejas melíferas (/apis mellifera/) que todos conocemos los únicos polinizadores, sino que se estima que son más de 200.000 las especies que aportan a este proceso.


Desafortunadamente, y al igual que otras especies de animales y plantas, miles de estos polinizadores están amenazados y en riesgo de extinción por culpa del accionar humano. Debemos entender que su preservación y la de su hábitat es una precondición para la preservación de la vida en la Tierra, y de la forma y calidad de vida de las actuales sociedad humanas. Un mundo sin polinizadores es un mundo sin diversidad de alimentos y, en última instancia, sin seguridad alimentaria.


Cuando hablamos de servicios ecosistémicos, nos referimos a la multitud de beneficios que la Naturaleza aporta a la sociedad. Uno de estos servicios es la polinización, que consiste en la transferencia del polen de las partes masculinas a las partes femeninas de una planta. Este proceso es vital para su reproducción.


El 90% de las plantas con flor reciben ayuda de algún tipo de especie animal polinizadora. En la agricultura, se calcula que aproximadamente un tercio del volumen total de los alimentos que se producen necesitan de la polinización animal. Son muchos los animales que actúan como polinizadores, pero los insectos son el principal grupo de polinizadores, siendo las abejas, por lejos, las mayores contribuyentes.


Debido al uso de pesticidas, la utilización de sistemas agrícolas agresivos que destruyen su hábitat natural, las granjas apicultoras, el uso de plaguicidas y otras sustancias químicas, la contaminación atmosférica y el cambio climático, las abejas están desapareciendo.


Podemos ayudar a las comunidades de abejas -y de polinizadores en general- cuidando nuestro entorno natural, promoviendo la plantación de flores y plantas beneficiosas, ya sea en el campo o cultivando cerca de casa un huerto urbano, consumiendo productos apícolas locales, disminuyendo la aplicación de pesticidas y reduciendo el nivel de emisiones de contaminantes atmosféricos, aportando a la vez, en la lucha contra el cambio climático y la construcción de un nuevo paradigma.


Para profundizar sobre esta temática, te invitamos a revivir el Webinar del Ciclo Revina 2022 "La diversidad de polinizadores: su importancia en la producción de alimentos" con el Ing. Agr. Lucas Landi.



Para revivir los Webinar anteriores, suscribite al canal de Youtube de Semana del Árbol.



0 comentarios

Novedades